loading

IMAGEN INSTITUCIONAL

Cáncer de cuello uterino: 5 claves para conocer esta enfermedad

papanicolau

Con motivo de celebrar el celebra el Día Mundial Contra el Cáncer de Cuello Uterino. Esta neoplasia es la más común entre la población femenina del país, con una tasa de incidencia de 19.2 casos por cada 100,000 mujeres en Lima Metropolitana.
El cáncer de cuello uterino es causado por el Virus del Papiloma Humano (VPH). Este agente infeccioso, que se contagia por vía sexual y se aloja en los genitales de la mujer, es una enfermedad muy frecuente y asintomática. En menos del 5% de mujeres infectadas puede producir lesiones precancerosas que, de no ser tratadas a tiempo, se convierten en una neoplasia maligna.

“Existen ciertos prejuicios sobre el papanicolaou, ya que la mayoría de mujeres cree que este examen es incómodo y doloroso, además del pudor natural que algunas experimentan; sin embargo, los exámenes son indoloros y realizados anualmente pueden ayudar a detectar lesiones precancerosas que eviten la aparición de cáncer en mujeres susceptibles”, señaló Henry Valdivia, ginecólogo oncólogo de Oncosalud.

Asimismo, el especialista detalló algunos puntos clave a tomar en cuenta frente a este mal:

1) Educación. El principal aliado contra el VPH es la prevención, y para que esta dé resultados es fundamental el acceso a la educación sexual. Una conducta sexual responsable evitará que el virus contagie a la mujer.

2) Vacunación. La forma más eficaz de evitar este mal es la vacuna contra el VPH, la misma ya se aplica en nuestro país y se recomienda a niñas entre los 9 y 14 años, o a mujeres que aún no hayan iniciado vida sexual.

3) Exámenes preventivos. Es recomendable que las mujeres inicien sus pruebas de papanicolau tres años después del inicio de la vida sexual; prueba que puede detectar anormalidades premalignas. Cuando el Papanicolaou es positivo, es necesario realizar colposcopia y biopsia para el diagnóstico exacto de la enfermedad. Existen actualmente pruebas alternativas como son el test para detectar la presencia del VPH o la inspección visual con ácido acético (IVAA).

4) Factores condicionantes. Existen conductas que aumentan el riesgo de contagiarse del VPH y desarrollar cáncer, entre estas se encuentran: inicio precoz de relaciones sexuales, tener múltiples parejas sexuales, uso de anticonceptivos orales por más de cinco años, tabaquismo, enfermedades inmunosupresoras como el VIH, dietas deficientes en vitaminas, entre otras.

5) Tratamiento. Las lesiones precancerosas se pueden curar al 100% gracias a tratamientos sencillos que se realizan de forma ambulatoria con anestesia local.

Cuando una mujer presenta cáncer, los estadios iniciales necesitan cirugía radical, mientras que en estadios avanzados se suele realizar radioterapia y quimioterapia.

NOTA: EL COMERCIO

Compartir: Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Comentarios