loading

IMAGEN INSTITUCIONAL

Países de las Américas pueden poner fin a la tuberculosis en 2030 si se aceleran las acciones necesarias para alcanzar esta meta

tbc

La región de las Américas puede alcanzar la meta de poner fin a la tuberculosis en la próxima década, si los países logran acelerar los progresos alcanzados, y reducir aún más la cantidad de muertes y nuevos casos anuales, advierte la Organización Panamericana de la Salud (OPS), oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En el marco del Día Mundial de la Tuberculosis, que se celebra el 24 de marzo, la OPS urge a los países a adoptar las medidas necesarias para cerrar las brechas en la atención de las personas con tuberculosis, asegurar el diagnóstico temprano con las nuevas tecnologías disponibles, y trabajar con las poblaciones más vulnerables. También exhorta a financiar de manera sostenible a los programas nacionales contra la tuberculosis para que los países puedan alcanzar la meta de poner fin a la tuberculosis en 2030.

“Aunque en los últimos 15 años, la región de las Américas ha logrado disminuir los casos nuevos y las muertes por tuberculosis, sólo es posible poner fin a la enfermedad si se aceleran estos progresos”, subrayó Marcos Espinal, Director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la OPS. “Los países deben ampliar el acceso al diagnóstico con pruebas rápidas moleculares y al tratamiento oportuno de calidad para quienes lo necesitan. También deben trabajar con las personas, las comunidades y otros sectores en los determinantes sociales que favorecen la transmisión de la enfermedad”.

En 2017, la OMS estimó 282.000 nuevos casos de tuberculosis en las Américas, 11% de los cuales fueron personas viviendo con VIH. Un total de diez países concentraron el 87% de los casos; Brasil, Colombia, Haití, México y Perú reportaron dos tercios de del total de casos y muertes. Se estima que 24.000 personas murieron en 2017 a causa de la tuberculosis en la región, 6.000 de las cuales estaban coinfectadas con VIH, señala un informe de la OPS publicado en septiembre de 2018.

Campaña “¡Es hora!”

2019 cde world tb day logo wp es

La campaña del Día Mundial de Tuberculosis este año tiene el lema “Es hora de actuar. Pon fin a la tuberculosis”, con el objetivo de recordar que se debe acelerar el cumplimiento de los compromisos alcanzados por los jefes de Estado, en septiembre del año pasado, durante la primera Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre tuberculosis. Los líderes del mundo acordaron impulsar metas audaces y medidas urgentes para poner fin a la enfermedad.

Acabar con la epidemia mundial de tuberculosis (TB) es una de las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). La estrategia de la OMS Fin de la TB, aprobada por la Asamblea Mundial de la Salud en 2014, plantea reducir las muertes en un 90% y la incidencia (nuevos casos anuales) de la enfermedad en un 80% para 2030, en comparación con las cifras de 2015. También se han establecido tres metas intermedias para 2020: reducir las muertes por tuberculosis en un 35%, reducir la tasa de incidencia de la tuberculosis en un 20%, y que las familias afectadas por la tuberculosis no enfrenten costos catastróficos por tratar la enfermedad.

Desafíos en las Américas para poner fin a la TB

La persistencia de la tuberculosis se debe, en gran medida, a inequidades sociales y económicas que se mantienen en la región. Desde 2015, las muertes disminuyeron en promedio un 2,5% anual y los casos nuevos un 1,6%, pero necesitan descender el 12% y 8% anual respectivamente para seguir decayendo hacia 2030, indica el informe de la OPS de septiembre de 2018.

En las Américas, más de 50 mil personas, casi la mitad de ellas menores de 15 años, no saben que tienen la enfermedad ni recibieron tratamiento. El uso de pruebas moleculares rápidas de diagnóstico, una nueva herramienta que podría contribuir a cerrar la brecha, fue limitado al 13% de los casos diagnosticados, una pequeña mejoría respecto al 9% de 2016.

El tratamiento para la tuberculosis ha salvado miles de vidas. Sin embargo, en los últimos 5 años el 75% de los pacientes tuvieron un tratamiento exitoso, un porcentaje inferior al 90% o más que se aspira alcanzar. Por eso, la recomendación a los países es mejorar el seguimiento de los pacientes para asegurar su adherencia al tratamiento (8,6% lo abandonan), entre otras cosas.

Por otra parte, la tuberculosis multirresistente representa una grave amenaza, con un número estimado de 11.000 personas actualmente en la región afectadas por esta forma de la enfermedad. La tasa de éxito de tratamiento en estos casos cae al 56%.

Para acelerar el avance hacia la eliminación de la TB, especialmente en los países que concentran la mayor carga de la enfermedad, la OPS recomienda: acelerar la implementación de los pruebas moleculares rápidas de diagnóstico; promover el estudio de contactos de personas con TB, especialmente en los menores de 15 años; acelerar la implementación de nuevos medicamentos; asegurar el financiamiento con recursos propios por sobre la dependencia de fondos externos; trabajar con las poblaciones vulnerables que requieren un abordaje especial; y contar con la participación activa de la sociedad civil.

Compartir: Share on Google+Tweet about this on TwitterShare on Facebook

Comentarios